Descuento del día

El abonado de MACRO y micro Nutrientes para un Acuario Plantado

El abonado de MACRO y micro Nutrientes para un Acuario Plantado

Posted by        jun 4, 2020     Acuarios en general     0 Comments

Primero que nada debemos saber que las plantas necesitan nutrientes para vivir, estos nutrientes son captados desde el ambiente en el que se encuentran y en caso de que alguno sea escaso, se deberá suministrar de forma manual, mediante el proceso denominado Fertilizado o abonado. 

Como vimos en el artículo anterior, las dos grandes formas de suministrarlos son mediante el uso de materiales sólidos como suelos o pastillas nutritivas, de forma líquida o mediante el uso de sales disueltas en agua o productos comerciales específicos, que se colocan directamente en la columna de agua de forma periódica. 

Algo muy bueno que tienen los fertilizantes líquidos, es que podríamos armar un acuario plantado y mantenerlo solo a base de ellos, sin necesidad de fondo nutritivo (aunque no es una práctica que recomendamos, dado que el fondo nutritivo contribuye bastante en el aporte nutricional, especialmente en los microelementos). 

Como criterio general, a continuación les dejamos un esquema que representa las diferentes fuentes de energía/alimento que requieren las plantas para vivir: 

Existen dos grandes tipos de nutrientes que la planta necesita, estos son los Macronutrientes (NPK o Nitrógeno-Fósforo-Potasio, Azufre, Calcio, Magnesio y CO2) y Micronutrientes (Boro, Cloro, Magnesio, Molibdeno, cobre, Zinc y Hierro). Como indica la imágen, los primeros representan los que más consume la planta y que son esenciales para la fotosíntesis. 

De los Macro, hay tres que debemos cuidar en particular y son los denominados NPK o Nitrógeno, Fósforo y Potasio. De forma natural, las plantas obtienen Nitrógeno de los nitratos (NO3 como resultado final del ciclo del nitrógeno que procesa el amoníaco generado por los desechos de los peces entre otras cosas), el fósforo de los fosfatos (PO4 se obtiene de los desechos en general, aunque el mayor aporte lo realizan los alimentos que contienen fosfato como conservante y del agua de canilla), y el potasio (K) se genera en tan pocas cantidades que es despreciable su presencia de forma natural. Es por esto último, que el Potasio representa uno de los principales elementos que debemos proporcionar en nuestro acuario si queremos que las plantas luzcan bien. 

Cada uno de estos Macronutrientes contribuye a la planta de diferentes formas. El nitrógeno ayuda con el desarrollo de las hojas y todo lo que se ve de la planta, el fósforo participa en el intercambio celular y es una fuente de energía (refuerza la planta y contribuye con su desarrollo radicular). Con respecto al Potasio, contribuye con el desarrollo general de las plantas y es clave para que el resto de los nutrientes sean consumidos de una forma adecuada. 

Ahora bien, existe un equilibrio razonable de estos elementos en el acuario, que evitarían problemas de algas y ayudarían a que las plantas crezcan sin inconvenientes, estas cantidades son: Nitratos menores a 10mg/L (algo tiene que haber y sino debemos agregarlo), Fosfatos menores a 0,5 mg/L (en caso de no haber, es necesario agregar) y Potasio (10 a 20 mg/L es muy probable que siempre debamos agregar). 

En caso de no contar con un test para medir los parámetros, existen una serie de “bioindicadores”, o manifestaciones de las plantas y/o algas, que nos ayudarían a inferir qué puede estar faltando, o qué puede estar sobrando en nuestro acuario. A continuación se detalla una idea principal, pero bienvenidos sean todos sus aportes. 

Potasio. Si se reduce el crecimiento de las plantas y/o lucen débiles, hojas viejas con bordes que se tornan amarillentos o incluso amarronados y mueren, así como también puede que se vean pequeños agujeros u orificios, demuestra una carencia. Cuando hay un exceso (que en pequeñas cantidades no afecta a los peces y no genera algas),  se observa en las hojas nuevas, que crecen retorciéndose. 

Fosfato y Nitratos. Prefiero colocarlos juntos porque normalmente las algas indican un desequilibrio entre estos dos; las algas son grandes consumidoras de fosfatos, si se observan algas, es muy probable que haya un exceso o una falta de Nitrato. A modo de ejemplo,  un alga común es la verde de punto y podría indicar un exceso de Nitratos o falta de Fosfatos, otra es la Pincel, que puede deberse tanto como a un exceso o una falta de Nitratos y Fosfatos o desequilibrio general entre ellos. De todos modos existen otros bioindicadores que debemos entrecruzar y que recomiendo buscar específicamente estos temas para poder analizar bien el acuario. 

Además de observar, es conveniente aplicar el sentido común, en un acuario con pocos peces es probable que se genere poca descomposición y por ende pocos Nitratos, con lo cual habría poco Nitrógeno y sería conveniente agregarlo. En la misma línea, si suministramos alimentos que contienen fosfatos, es muy probable que estos estén altos. 

Con respecto a los micronutrientes, principalmente se pueden reponer con el agua de la canilla y eventualmente con fertilizantes líquidos comerciales, de todos modos, con cambios frecuentes de agua se logran buenos resultados en lo que refiere a este punto también el suelo nutritivo proporciona y si no lo tenemos, debemos agregarlo). 

Cabe destacar que de los micronutrientes, el único que en principio sería necesario agregar (si tenemos sustrato o usamos pastillas nutritivas y hacemos cambios de agua), sería el hierro. La carencia de hierro se demuestra en plantas con poco crecimiento y/o crecimiento débil. Normalmente se fertiliza con quelato de hierro o hierro quelatado para alcanzar una concentración menor a 0,2 ppm, de todos modos hay fertilizantes comerciales específicos para aportar hierro. 

Con respecto al CO2, que se muestra en la primer imágen, si bien lo desarrollaremos posteriormente, les adelantamos que es esencial para potenciar el crecimiento, dado que contribuye a aprovechar mejor la luz y a aumentar la fotosíntesis. Con un aporte adicional de CO2, ¡las plantas aumentan su crecimiento hasta 3 veces!. 

Finalmente, cabe aclarar que todos los conceptos manejados parten de que la iluminación es la adecuada para nuestras plantas (temperatura de unos 6500 °K y lúmenes conforme a sus requerimientos), lo que será tema de otro artículo. 

Un saludo a todos y bienvenidos sus comentarios 

equipo acuaworld

PD: VIDEO COMPLEMENTARIO

Leave a Reply